Movilizacion Misionera – Porque evangelizar?

Movilizacion Misionera – Porque evangelizar?

 

   “Podría un marinero sentarse ocioso si ha oído el grito del hombre que ha caído    al agua?

   ¿Podría un médico sentarse cómodamente, dejando que su paciente muera sin prestarle ayuda?

   ¿Podría  un bombero sentarse tranquilo, viendo como la gente muere en un incendio y no dar una mano?

   ¿Puede  usted sentarse cómodamente en su Iglesia con un mundo CONDENADO a su alrededor?”

   A estas punzantes preguntas de L. Ravenhill, bien podríamos agregar esta otra:  ¿Puede una iglesia quedarse tranquila discutiendo si debe o no, hacer Obra Misionera, cuando miles de poblaciones, etnias y tribus indígenas esperan escuchar el evangelio por primera vez, y muchas de ellas todavía ni han oído todavía que Jesucristo vino al mundo para salvarlas?

 

   Una de las razones que me impulsaron a escribir este libro es el haber  observado y escuchado a pastores y líderes que se preguntan: “¿Cómo podemos hacer para enviar y sostener más obreros en el campo misionero?” Me da la impresión que, aparentemente, muchos desconocen  la existencia y eficacia de algunos medios sencillos que un número considerable de iglesias  están usando con excelentes resultados.

 

   Cuando Jesús estuvo ante el desafío de alimentar a la multitud  hambrienta, Juan nos dice en su evangelio que “El sabía lo que había que hacer” (Juan 6.6). Hoy, Él continúa “sabiendo” lo que hay que hacer, para enfrentar las necesidades de miles de pueblos y aldeas aun no evangelizadas. Dios es quien ha planeado la evangelización mundial, y es Él quien ha previsto y provisto los recursos para poder cumplir con ese objetivo.

 

    El Dr. Pablo B. Smith en el prólogo de su excelente libro “The Senders” (Los Enviadores) comenta que “Hacer libros puede fácilmente llegar a ser una acción egoísta  y carnal. Egoísta, porque generalmente suena como si el autor se jactara diciendo:  ’Yo sé como hacerlo, o nadie lo hace como yo.  O,

Si usted no lo hace a mi manera no va a funcionar’.  Dios no permita  – decía él  en cuanto a su libro – que este pequeño volumen tenga esa motivación”.  ¡Que el nuestro tampoco la tenga!

   “Por otro lado    continúa diciendo el mismo autor    cada escritor debería tener algunos credenciales que le den autoridad a lo que escribe”  [i].

 Personalmente,  debo decir que, francamente, mis credenciales son muy limitadas; no soy experto en misiones, ni nada que se le parezca.

 Lo que sí puedo manifestar es que, en las cuatro iglesias que hemos tenido el privilegio de pastorear, hemos llevado a cabo un sencillo programa  que nos permitió sostener en su totalidad o en parte a varios misioneros, tanto dentro como fuera del país. Aclaro que no se trata de ninguna fórmula mágica ni infalible. Se trató más bien de poner en práctica la convicción de que la iglesia tiene los hombres, las mujeres, los dones y los recursos que se necesitan para completar la evangelización de todas las naciones, y empezar a obedecer las instrucciones que Cristo nos dejó en la Gran Comisión.

    Creo sinceramente que si llega el día en que cada iglesia evangélica se decide a poner a Misiones en primer lugar en su lista de prioridades, y sigue algunas de las sugestiones propuestas en este libro, experimentará  un cambio profundo. Fluirán entre sus miembros la oración, los obreros, los recursos financieros y todo lo que  sea necesario para participar activamente en la tarea que el Señor nos ha encomendado.

     Sigamos orando y pidiendo por un genuino avivamiento que restaure no solo el primer amor,   con él  también la dedicación a la Prioridad N°  1 –  puesto que “La Suprema Tarea de la Iglesia es la Evangelización del Mundo”. Y que la mentalidad y la actitud  de  Aquel que dijo: “Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y  QUE ACABE SU OBRA” se encarne en cada iglesia y en cada uno de los que formamos parte del pueblo de Dios.

 

Sumate a la obra misionera – Click Aquí

 

Becas para candidatos a misioneros – Click Aqui     

 

Libros de Andres Robert – Click Aqui

 

Taller conciencia misionera – Click Aqui

 

Implementar Plan de Crecimiento y Misiones en su iglesia – Click Aqui

 

 

 


 

Balance 2013

Balance 2013

Estimados intercesores, inversores, profesores, amigos y equipo CFM:

Gracias a Dios y al apoyo de ustedes en este 2013 hemos alcanzado la victoria por la cual trabajamos día a día desde hace dos años.

Cuando iniciamos este proyecto colocamos bien claro los objetivos y al terminar este 2013, en el balance de esta primera etapa anual, los vemos concretados.

¿Qué logramos este año con la gracia de Dios?

 

1)   Capacitar a 3 candidatos a misioneros en el primer año del programa residencial. (Eliseo Bernal(Paraguay), Andrea Armas (Ecuador) y Nancy Morocho(Ecuador) terminaron su primer año de formación.

2)   Desarrollamos los proyectos misioneros de los 3 candidatos actuales para que puedan dar los pasos necesarios para salir al campo en el año 2015.

3)   Iniciar la plantación de 2 nuevas iglesias en 2 nuevos barrios (Almirante Brown y Progreso).

4)   Desarrollar la iglesia de Tigre y su compromiso 100% con el proyecto.

5)   Consolidar un grupo de 20 intercesores que apoya en oración el proyecto día a día.

6)   Conformar un grupo de 18 inversores que invierten fielmente cada mes en el proyecto.

7)   Ganar 50 personas para Cristo en la obra practica de plantación de iglesias.

8)   Iniciar más de 25 discipulados personales en la obra practica de plantación de iglesias.

9)   Compromiso y Planificación para ampliar el espacio físico para poder recibir a 50 candidatos en el año 2015. Este poryecto se desarrolla en conjunto con Mision de USA.          Ver Proyecto Isla – Click Aqui

10) Involucrar a más de 600 alumnos por internet en el ECAM (Entrenamiento de Candidatos a Misioneros)

11) Entregamos más de 400 ejemplares de la “Guía práctica para el nuevo misionero” para brindarles orientación en su llamado misionero.

12) Desarrollamos el “Programa de Formación Virtual” para Centros Misioneros que estaremos ofreciendo desde febrero 2014 a grupos de candidatos que no pueden llegar al programa residencial.

13) Desarrollamos tareas de promoción para que lleguen al Centro un mínimo de 9 nuevos candidatos en 2014.

 

Todo esto fue posible gracias a la continua provisión milagrosa de parte de Dios.

y al aporte en oración, trabajo o dinero de cada uno de ustedes.

A TODOS GRACIAS.

 

 

¿Qué podemos lograr en el 2014?

1)   Terminar la capacitación de 3 candidatos a misioneros.

2)   Enviar al campo a estos 3 nuevos misioneros.

3)   Concretar la plantación de dos nuevas iglesias.

4)   Fortalecer la iglesia de tigre para el proyecto cuente con más recursos humanos y financieros.

5)   Duplicar los grupos de intercesión e inversores.

6)   Ampliar el equipo estable del CFM para poder atender a más cantidad de candidatos sin perder la calidad de formación que estamos logrando.

7)   Recibir un nuevo grupo de candidatos. (Oramos por 9 nuevos candidatos)

8)   Iniciar nuevos proyectos de plantación de iglesias.

9)   Preparar el predio de la isla para el 2015.

10) Duplicar los alumnos del ECAM y así preparar los candidatos que vendrán en el 2015.

11) Iniciar el “Programa de Formación Virtual” para Centros Misioneros.

12) Alcanzar un gran número de personas para Cristo e iniciar sus discipulados en base al número de alumnos que trabajaran en la obra practica.

 

¿Qué podemos hacer en este 2014 para lograrlo?

 

1)   Orar diariamente por las necesidades que mes a mes enviamos en el informe mensual. Esa oración diaria permitió sostener el proyecto este 2013 y lo puede hacer crecer en el 2014.

2)   Ofrendar nuestro tiempo para ayudar en aspectos relevantes del CFM. (Necesitamos profesores, cocineras, personas para ayudar en traslados y compras, secretaria, promotores, operadores de pc, pagina web, visita a iglesias, etc)

3)   Aumentar nuestra inversión financiera. Dios puso en el corazón de muchos inversores aumentar y en algunos hasta duplicar la inversión mensual que realizan y eso nos permite proyectar con tranquilidad el ingreso de nuevos candidatos y realizar mejoras en todo el proyecto. (Edificio, programa, profesores, obra práctica, materiales educativos, etc)

4)   Donar para necesidades específicas. (Cocina industrial, pupitres, heladera, termotanque, mueble para biblioteca, camas, cuchetas, colchones, elementos de cocina, frazadas)

5)   Brindar nuestros dones. Dios ha dado a cada uno de nosotros capacidades especiales y seguro que puede ser usada para fortalecer el proyecto en algún aspecto. Solo acercate y suma tus dones a este proyecto.

Contamos con tu aporte para este 2014.

¡GRACIAS A TODOS!

LOS QUE HICIERON POSIBLE UN AÑO DE TRABAJO PARA LA GLORIA DE DIOS.

 

Sumate a este proyecto ingresando a www.centromisionero.net/dar

Para recibir este informe registrate aquí: www.centromisionero.net/boletin

Jesus sigue sin mover un dedo

Jesus sigue sin mover un dedo

El esta listo para obrar milagrosamente de formas unicas como cuando resucito a lazaro
pero ese mismo Jesus sigue si mover un dedo para correr la piedra.

La piedra es el simbolo de aquello que nosotros debemos hacer.

La piedra es aquello que esta a nuestro alcance realizar.

Mover una piedra como la de un sepulcro requiere esfuerzo pero esta dentro de nuestras posibilidades hacer.

Requiere esfuerzo pero es posible. Conclusion: es posible si estamos dipsuestos al esfuerzo.

Aqui muchos escapan de hacer el esfuerzo y se esconden diciendo “Si Dios quiere El lo hara”. Error.

Dios quiere, el esfuerzo es nuestro, el poder es suyo.

La piedra es el esfuerzo necesario que muestra nuestra fe ya que la fe “sin hechos” es muerta.

Algunos predican que si nos esforzamos obramos en la carne pero Dios le dijo a Josue “esfuerzate”.

Son acciones esforzadas las que demuestran una fe verdadera el el posterior obrar de Dios.

Hay un esfuerzo que no es carnal y es necesario,
es el esfuerzo de aquel que sabe que solo servira para “mover la piedra”
pero que abrira la puerta al obrar sobrenatural de Dios.

La mayoria sigue esperando que Dios “haga la obra”
cuando El ya aclaro que solo lo hara cuando movamos la piedra.

“Mover la piedra” es hacer eso que podemos hacer con esfuerzo.

Te comparti en otro articulo que tenemos TODO para terminar el trabajo.
pero para eso necesitamos enfocarnos en mover la piedra (hacer lo que podemos)
y ver como Dios obra para que completemos la mision.

Para lograrlo es preciso que entendamos
que el trabajo pendiente es nuestra responsabilidad
y solo cuando movamos la piedra daremos lugar a el obrar de Dios.

Me pregunto…
¿Podemos capacitar candidatos a misioneros? Si, ya lo estamos haciendo.
¿Podemos plantar nuevas iglesias? Si,ya lo estamos haciendo.
¿Podemos sostener Profesores y mentores para prepararlos para ir al campo? Si,ya lo estamos haciendo.
¿Podemos crear espacios fisicos dedicados a la capacitacion misionera? Si,ya lo estamos haciendo.
¿Podemos contar con recursos financieros para invertir en la capacitacion de candidatos? Si,ya lo estamos haciendo.
¿Podemos ubicar a los misioneros en el campo? Si,ya lo estamos haciendo.
¿Podemos generar sosten para los misioneros? Si,ya lo estamos haciendo.

Jesus sigue sin mover un dedo para hacer aquello que tenemos que hacer vos y yo.

Si te sumas nos podemos multiplicar en miles que movemos la piedra y despues viene su obrar.

Tenemos la oportunidad de terminar la tarea, hacelo.

Si tenes un joven con llamado misionero te ayudamos a capacitarlo.
Ingresa aqui y reservale un lugar www.centromisionero.net/becas

Si queres sumarte a mover la piedra ingresa aqui
y empeza hoy mismo: www.centromisionero.net/dar

Tito Robert
Director Centro Misionero