Primero y solo Jerusalén.

“Pero recibirán poder, cuando haya venido sobre ustedes el Espíritu Santo, y me serán testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta lo último de la tierra”.

Hechos 1:8

Es muy común escuchar a los pastores decir: “¿por qué quieres ir a otro país para evangelizar si acá en nuestro país hay tanta necesidad de Cristo?” Esto sucede porque el pastor ha creído que su rol es la iglesia local y alcanzar a su comunidad, pero no mira más allá de su radio local de acción.

También hay misiones al interior del mismo país. Pero luego hay que dar una mirada global a las misiones.

Los pastores están entendiendo que la obra de evangelización es una obra simultánea que se da tanto en el ámbito local, como más allá de nuestras fronteras. Hay algunos pastores que están tomando este lineamiento, pero no son muchos.

Otra situación común es que digan: “primero voy a empezar por alcanzar a aquellos que viven en las ciudades al interior de mi país y de allí veremos si podemos ir a otro lugar”.

Por eso, hay que sentar las bases bíblicas del plan de Dios para su iglesia local y que el pastor entienda que la tarea de la Gran Comisión, es el eje principal de la iglesia más que cualquier otro de los ministerios y de cualquier área que la iglesia desarrolla, allí está la clave para que la iglesia tenga un mover local y mas allá de sus fronteras.

Hay que hacer un trabajo más trascendente. Lo que sucede es que la mayoría de pastores hacen una división entre la evangelización y las misiones. Hacen un corte y dicen que evangelismo es una responsabilidad de la iglesia y que misiones es una tarea alternativa. Una opción de la iglesia, si tiene la capacidad de personas o económica o de fe, etc. Eso es lo que hay que trabajar y en ese aspecto como organización misionera venimos trabajando. Nuestro enfoque es trabajar con el pastor, su iglesia y con aquellos que Dios ha llamado a Su obra misionera.

Fuente: Pastor y misionero Sergio Galaz, con 32 años de experiencia ministerial y Director Ejecutivo de Provisión de Chile.

Fuente: www.misionessim.org