Movilizacion misionera, L O S D I S C Í P U L O S Y L A S M U L T I T U D E S

L O S    D I S C Í P U L O S   Y   L A S    M U L T I T U D E S

   Pero la actitud de los discípulos de Jesús frente a este desafío, tal como se ve en los evangelios presenta un vivo contraste con la de su Maestro y queda bien reflejada en el siguiente episodio.

   El más grande milagro que Jesús realizó, fue indudablemente aquel en el  cual, usando los cinco panes y dos peces alimentó a 5000 hombres, más las mujeres y los niños que los acompañaban (Mateo 14. 14-21).  Este es el único milagro que está registrado en los cuatro evangelios, dato que destaca la importancia que tenía para Dios, y que debiera tenerla también para nosotros. Muchos misioneros tienen razón cuando usan este relato para ilustrar la evangelización del mundo. Probablemente esa fue una de las razones por la cual se repite cuatro veces, puesto que distribuir el Pan de Vida a las multitudes hambrientas del mundo es la verdadera misión de la Iglesia y la actividad y la meta de todo misionero genuino.

 

    Sin embargo, la narración también deja ver que los discípulos, a esta altura de su ministerio,  tenían opiniones y sentimientos muy distintos sobre lo que se debía hacer con la gran cantidad de gente allí reunida. Se advierte una clara diferencia entre el sentir de Jesús que “tuvo compasión de ellos” y el de los discípulos que intentaron desentenderse de la situación. El relato deja traslucir que ellos sentían que podían intentar un procedimiento diferente. Observemos algunos detalles:

 

          +      “Anochecía”    fuerte tentación para regresar pronto a casa  . . .

          +      “el lugar es desierto”    no hay recursos a mano  . . .

          +      “la hora ya avanzada”    ya hemos cumplido el horario de trabajo . . .

          +      “despide la multitud”    algo así como “Señor tengamos una oración para

                   terminar, y concluyamos la tarea de este día” . . .

          +      “que vayan por las aldeas y compren de comer” – que se arreglen como

                  puedan  . . . (una de las pocas ocasiones en que los discípulos intentaron

                  enseñarle a Jesús lo que tenía que hacer).

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            ípulos y estos lo entregaron a cada uno de los presentes. Resultado: ¡Lo que parecía imposible fue hecho posible! La multitud comió, se sació y se fue satisfecha.

    Jesús tenía clara la visión, los discípulos todavía no. El tenía el deseo y la entrega indispensable para alcanzar las multitudes, pero además quería que sus discípulos participaran de ese mismo sentir. La experiencia de ese día parece mostrar que todavía estaban lejos de experimentarlo. Esta tendencia a esquivar las necesidades de otros, ya sea de individuos, familias, pueblos o grupos humanos, no es nueva. Forma parte intrínseca  de la disposición egoísta que todos traemos al mundo por naturaleza, y bajo distintas circunstancias y razones, se expresa de diferentes maneras.

    La costumbre de dejar para mañana, o para el año que viene, o para otras personas, lo que debiera hacerse hoy, es muy humana, pero lamentablemente  – en relación con la evangelización del mundo – ha sido y es sin duda causante de injustificables demoras por la cual muchos que deberían haber oído las buenas noticias de la salvación, han pasado por este mundo sin haberlas escuchado jamás.

 

Autor: Andres Robert    

 

Sumate a la obra misionera – Click Aquí

 

Becas para candidatos a misioneros – Click Aqui     

 

Libros de Andres Robert – Click Aqui

 

Taller conciencia misionera – Click Aqui

 

Implementar Plan de Crecimiento y Misiones en su iglesia – Click Aqui

                                                               

 

Leave a Comment

%d bloggers like this: